''Instrucción, Armas y Tiro''
  Cartuchos de escopeta, un sin numero de posibilidades
 

Cartuchos de escopeta, muchas personas aficionadas al tiro, cazadores y a veces profesionales ignoran la variedad de los cartuchos disponibles para las armas de ánima lisa y el potencial de sus prestaciones tanto en el terreno deportivo como el profesional, la idea es desmitificar que son armas limitadas en cuanto a la variedad de sus cartuchos y aplicación.

 

Desde las escopetas de avancarga, las de cartuchos sistema tipo Lefaucheaux hasta las actuales de fuego central pasando por algúnas que usaban cartuchos de tipo Flobert, la creencia popular siempre fue que lo que se podía disparar solo eran perdigones de diferente diámetro, proyectiles llamados postas de plomo de un promedio de 8mm o proyectiles únicos solamente, como la balas inventadas por Wilhelm Brenneke sobre 1898 que potencio para la caza mayor a las escopetas siendo toda una revolución al sobresalir en cualidades sobre sus competidores contemporáneos.

Pasada la introducción y aclaración de que las escopetas tienen un gran campo de aplicación balística, voy a hacer un repaso de los cartuchos disponibles para el mercado civil y profesional del tiro y la caza, viendo los más populares y los no tanto, repasando algunos exclusivamente específicos y sus virtudes y a veces defectos.

Repaso evolutivo y materiales en su construcción desde la antigüedad al presente de los cartuchos.

 

Sistema Lefaucheaux (pin fire): Los primeros cartuchos de escopeta luego de las de avancarga con llave de chispa o pistón pasaron al revolucionario sistema de retrocarga o carga posterior, el cartucho de espiga inventado por el francés Casimiro Lefaucheaux y trasmitido el sistema a las escopetas a parte de revólveres y rifles permitió lograr un conjunto único que simplifico y acelero la recarga, es decir vaina contenedora de pólvora, taco separador y perdigón de cartón reforzada en su base con latón, o cobre donde alojaba un percutor del mismo material con forma que le dio su apodo al sistema, cartucho de espiga (Pin Fire).

Sistema Flobert o de percusión periférica (rim fire): solo hasta los cartuchos calibre 9mm a perdigón a bala incursiono este sistema, con vaina de cobre en las balas y con vaina combinada, si bien fue un salto mas de simplificación eliminando el percutor externo y que facilito los desarrollos en almacenes tubulares o de petaca hasta el pequeño cartucho 9mm logro extenderse en las escopetas si así las podríamos llamar, pese a esto el mayor éxito alcanzado del sistema Flobert se logro en los rifles.

Fuego central (center fire): desde su introducción del sistema hasta nuestros días el sistema adaptado a los cartuchos de escopeta permitió llegar a la tecnología de los cartuchos que conocemos hoy día y seguirá permitiendo la evolución de los mismos, un sistema que permitió que se disparasen los cartuchos desde escopetas de simple cañón hasta las modernas armas con capacidad de fuego automático sin importar el tipo de almacén cargador.


Tres ejemplos del cartucho en su evolución, un pequeño anular Flobert, cartucho antiguo calibre 10 de fuego central y cartucho calibre 12 de espiga o Lefaucheaux.

 

Materiales: Vainas de cartón combinadas con culotes de refuerzo de cobre en los pequeños 9mm Flobert, cobre, chapa y latón fueron usados desde los cartuchos Lefaucheaux hasta los primeros de fuego central y posteriormente las vainas llegaron a ser de materiales sintéticos, también hay excepciones como los hechos completamente de aluminio, latón o plástico sin refuerzo exterior de metal.

Los tacos obturadores se hicieron de fieltro y cartón, luego la tecnología permitió que se hiciesen de plástico y con forma de contenedor permitiendo la concentración de los perdigones.

Aunque muchos desconozcan en el país y principalmente FM incursiona en la variedad de materiales para fabricar vainas, este ejemplo muestra tres materiales distintos, latón, aluminio y vaina de plástico integral.

 Perdigones. 

Desde sus inicios se uso para esta actividad el perdigón, de varios diámetros, esférico y generalmente de plomo con una denominación numérica del 00 al 10, siendo el diez el de menor diámetro y lógicamente el 00 de mayor. Actualmente y principalmente en Europa es obligatorio el uso de perdigones de acero, estos mas livianos modificaron la tecnología del cartucho como así también obligo al diseño y construcción de nuevos tipos de cañones, todo para evitar la contaminación por plomo de los lugares donde se practica la actividad cinegética, otra opción fue el sincado sobre plomo aunque no demostró ser para nada inevitable la exposición del plomo de los mismos.

También se los puede encontrar de plomo y cobreados para la caza, evitando la deformación y perdida de la esfericidad a la salida de la boca del arma y ayudar a la penetración sobre pelo y pluma.

En un calibre 12 tradicional los pesos de las cargas de perdigones rondan desde los 24 a los 42 gramos, estos últimos denominados Magnum, según reglamentaciones vigentes en el deporte o lo estipulado en lo profesional será la carga y tamaño del perdigón a ser usado, algunas marcas tienen en su catalogo cargas duplex, es decir, dos diferentes diametro de perdigón en un mismo cartucho.


Cartucho estándar de munición de plomo.

 

Caza menor: Este tipo de proyetiles disparados de forma múltiple fue y es usado en la caza menor de pelo y pluma, como ultimo recurso aunque no recomendado es útil en la caza mayor a muy corta distancia, mas aun si el arma tienen un choque cerrado o full choque, la concentración aumenta energía en la carencia de maza de los pequeños perdigones, según la especie y el viento reinante será el tipo de medida usada.

Tiro deportivo: el perdigón es usado en los distintos cartuchos para las distintas disciplinas de tiro con escopeta al vuelo entre otras.

Uso profesional: también tiene su uso en el ámbito policial y militar con muy buenos resultados a distancias cortas y medias con cañones de hasta 20’’, con las ventajas de muy poco rebote usando los perdigones de plomo en los asaltos a lugares de espacios reducidos y comprobado poder de detención, también hay pequeños perdigones de plástico o goma con fines antidisturbios de disuasión de manifestaciones y reducción de incontrolados.

 

Postas.

 

Estas son proyectiles de un diámetro generalmente en un calibre 12 de unos 8mm, lo que permite alojar una cantidad aproximada de 9 de estos proyectiles, estos en su mayoría estos constituidos de plomo, algunos de mejor calidad y buscando mejor performance son recubiertos electroliticamente en cobre o zinc.

Caza: no estoy muy convencido de que sean usadas estas cargas exclusivamente en la caza mas aun si no se demostró la dispersión o plomeo que efectúa el arma entre los 10 y 40 metros, he visto agrupaciones a distancias medias terriblemente malas, tres postas bien agrupadas y el resto dispersas exageradamente haciéndonos suponer que sobre un jabalí o ciervo estas no hubieran ni herido al animal, en otras ocasiones a lo sumo de nueve, ocho fueron a donde se apunto determinando que será una agrupación letal, por esto verificar bien el comportamiento de nuestra escopeta con este tipo de cartuchos, no digo que no sirvan para la caza, pero solo no le pida mas de lo que realmente puede hacer este tiro, muy distinto es cuando vamos tras la búsqueda de algún animal herido, en monte cerrado por ejemplo y con escopeta repetidora, ante una huida repentina o un imprevisto ataque de desesperación he visto como una sucesión de disparos contra un jabalí termino frenando los últimos vestigios de furia e instinto de salvación de un pesado padrillo.

Entre los cartuchos mas curiosos y que poseo uno en mi colección cargado con postas están estas entrelazadas entre si por medio de un alambre, es fácil deducir que se trata de un intento de mantenerlas unidas con una dispersión mínima, el raro cartucho es de origen francés cargado en una vaina traslucida marca FAT.

 

Uso profesional.

 

Postas de goma: son populares y efectivos como elemento antidisturbios o antimotín, cargados con proyectiles de goma a corta distancia, no disparando derecho al cuerpo y usando el método de rebote, para no producir lesiones severas, a corta distancia y disparados a zonas vitales pueden convertirse en letales o dejar heridas muy graves.

Postas de plomo: a nivel policial y cargados con plomo son una buena opción a cortas y medias distancias, un profesional con una escopeta de alta capacidad de carga puede hacer un uso muy efectivo, disuasivo o letal a modo defensivo u ofensivo con una notable diferencia de seguridad a nivel policía en comparación de los rebotes que pueden producir estos proyectiles de plomo en contra de un 9x19mm disparado en arma corta o subfusil que son netamente mas peligrosos en situaciones urbanas.

Militarmente en el combate de monte a de localidades, en registros, patrullas o puestos de guardia y control permiten estos múltiples proyectiles ser eficaces en una respuesta rápida a corta distancia ante una reacción imprevista.

 

Proyectiles únicos.

 

Uno de los cartuchos más conocidos y populares aunque no el primero fue el inventado por el alemán  Brenneke, en esta gran familia de cartuchos sólidos que lograron la fama y los que no es diversa la forma de sus diseños y materiales, hay hechos completamente de aleaciones de plomo, bronce, latón o combinando estos materiales, la buena precisión que le otorga a una simple escopeta a relativas largas distancias, su poder de detención notable a hecho que sean cada ves mas usados y que las fabricas día a día traten de perfeccionar o desarrollar nuevos diseños para ser usados en la caza y en las fuerzas armadas o de seguridad. Algunas balas de escopeta logran la mejor precisión en cañones específicos, como los de anima rayada, es increíble las agrupaciones logradas y aumentando el rango cuando se usan visores.


Bala Slug de Remington.

 

Caza mayor: tienen un lugar preponderante en este terreno y es lo que la hace eficaz y segura a la escopeta para la caza mayor, algunos proyectiles populares y mas usados en nuestro país.

Brenneke: de todas sus balas la inventada sobre 1898 podria considerarse la mas popular, esta fabricado de plomo con aletas helicoidales moldeadas en su cuerpo que le dan rotación  para estabilizarlo en vuelo, en su base lleva atornillado un taco obturador de fieltro y cartón, se lleva bien con los choques mas abiertos y no recomendables para los del tipo full, puede que produzca vuelos erráticos y mas retroceso.

Slug: montados por Remington, Winchester y Federal hacen de la escopeta un arma muy precisa y contundente principalmente cuando rondamos los 50 metros contra jabalíes y ciervos, en otros países se cazan distintas variedades de ciervos y fauna similar de pequeños y grandes portes,  e incluso hasta osos, son proyectiles de plomo con su base notablemente hueca, tiene moldeado pequeñas ranuras helicoidales que le dan rotación sobre el eje en su traslación al blanco, son muy precisos y de gran contundencia, se adaptan muy bien a los choques cerrados fijos y no se nota una dispersión notable o problemática, para el cartucho ideal en argentina por ser el que mas se consigue y por las prestaciones de precisión y contundencia que demuestran.

 

Los mas populares usados en otros países.

 

Copeer Solid Sabor Slug: reemplazo en el catalogo de Remington al XXXX, este también consta de un taco obturador contenedor de un proyectil subcalibrado de cobre macizo, hueco y con pétalos marcados de expansión, preciso y contundente. Tiene su variante con el proyectil Core Lokt.

Back Hammer Lead Slug: cartucho punta chata de plomo hecho por Remington y guiado por un contenedor de polímero, por su forma y honor a su nombre debe ser un verdadero martillo contra el blanco.

Premier Acu Tip Bonded Sabot Slug: nuevo para el 2008 lo menciono por ser una novedad de tecnología y diseño aplicado a un proyectil de escopeta con un cuerpo de bronce prefragmentado y una ojiva de plástico con una serie de perforaciones frontales, de propaganda promete mucho y con cualidades de precisión y contundencia hasta las 100 yardas.

Bala Saga: proyectil expansivo de plomo dentro de un sabot o contenedor que al impactar produce metralla de separando cuatro fragmentos previstos hacia los laterales siguiendo la penetración un núcleo de plomo sólido, según comentan muy contundentes.
Bala FIER: de origen francés es relativamente nueva, es un proyectil también subcalibrado construido en base a un contenedor de plástico con un núcleo de metal duro que hace las veces de penetrador compuesto junto a un martillo de latón en su parte trasera, muy penetrante contra blindajes personales.

Bala Fiocchi Palla Solengo: los comentarios en el terreno cinegético de este proyectil de plomo moldeado en su cuerpo con dos aletas helicoidales y una punta semi ojibal con ranuras también helicoidales que le dan una buena rotación durante su traslación al blanco, son muy positivos en cuanto a sus prestaciones de precisión y poder de volteo a largas distancias.

Bala Fleche Sauvestre: otro contenedor de polipropileno diseño de Jean Claude Sauvestre formado por dos carcasas que al abandonar la boca del cañón se separan por la presión del viento dejando continuar el vuelo a un liviano y aerodinámico proyectil bala flecha de plomo con cola de cuatro aletas estabilizadoras del mismo material que las placas taco contenedoras, muy buenos comentarios en efectividad contra ciervos y jabalíes usados por amigos del continente europeo.

Uso profesional: los cartuchos con bala en otros países se los tienen muy en cuenta a nivel policial y militar, un patrullero en algunos departamento de policía deben pasar por cursos de aplicación de la escopeta con bala seria la traducción, para demostrar la idoneidad de estos letales cartuchos y sacar provecho y el potencial de lo que puede hacer una escopeta cargada con cartuchos especiales, un experto puede dar en zonas vitales de vehículos o producir un fuerte shock a quienes tengan un chaleco blindado, el poder de detención o stoping power es impresionante a las distancias normales de un tiroteo urbano.

Las fuerzas especiales como unidades tipo S.W.A.T  de policía y fuerzas de elite militares ven una contundente opción en las balas únicas, contra vehículos, romper cerraduras y cuando se requiere en espacios reducidos un alto porcentaje de incapacitación inmediata de un solo disparo sin importar la talla o nivel de protección que lleve el objetivo.

 

Cartuchos especiales para situaciones especiales.

 

En mi colección tengo estos cartuchos que aparecen en la foto, muy raros y que fueron usados por cazadores franceses amigos que vinieron a cazar, la verdad que son rarísimos y muy poca información obtuve de ellos a nivel de otras experiencias de ser usados, solo me quede con los comentarios de mis amigos que dicen ser usados normalmente en las batidas de Francia con total eficacia donde el rastro de sangre tiene gran preponderancia y el que se lleva los laureles para estos cometidos es el Blondeau.


Izquierda a derecha, 1-cartucho francés con núcleo cobre macizo y sabot contenedor y taco integral de plástico (sin identificar), 2-proyectil de plomo chato y ahuecado en su interior por celdas separadoras (sin identificar) pero de la familia de los Stendebach Ideal de 1890 por su forma chata, 3-bala flecha Sauvestre, 4-Blondeau de cobre macizo chato con dos bandas de forzamiento de plomo, 5-raro proyectil de plomo pre fragmentado y núcleo de latón macizo y taco de plástico solidario al proyectil, debe tener un efecto a la bala Saga (sin identificar), 6-original Brenneke y 7-bala Fiocchi Palla Solengo. (Cartuchos de mi colección particular y montadas todas las balas por distintas empresas francesas, Cheddite, Tunet, Spartan).

 

Mini Shells: mini cartuchos cargados con perdigón de plomo o bala, la mitad de un cartucho normal de 70mm, el fundamento es la gran capacidad que permiten en un almacén tubular y con suficiente poder para uso defensivo domestico o contra eliminación de alimañas.

Magnum: denominados así los que superan los 34 gramos de perdigón, una carga de 36 y 42 ya son considerados Magnum en vainas de 76mm 3’’ generalmente, aptos para tiros largos a animales de gran porte como pavos y gansos.

Súper Magnum: como una opción de lograr prestaciones similares al 10 Magnum pero poder ser usado en compatibilidad con escopetas calibre 12 Remington lanza en el año 2000 el cartucho calibre 12-89 Súper Magnum junto a una escopeta modelo 870 con alguna serie de modificaciones adaptadas al nuevo cartucho, este monstruo de vaina de 82mm cargado con 18 postas cabreadas y 89mm de vaina en las cargadas con perdigo gano rápida popularidad en USA aunque apareció tímidamente en argentina, tuve la oportunidad de hacerme algunos cartuchos en la prueba de una Súper Magnum dejándome un buen recuerdo de potencia en una escopeta, luego Remington lanzo su versión semiautomática.


Familia de cartuchos calibre 12, vainas de 67,5mm, 70mm 2 ¾’’, 76mm 3’’ Magnum, 12-82 y 12-89 Remington Súper Magnum, les acompañan en comparación un calibre 36mm y un gigantesco y obsoleto calibre 4 en libra.

Para usos específicos hay cartuchos acordes a las aplicaciones tácticas requeridas.
 

Cartuchos propulsores: por ejemplo como elemento antidisturbios o de hostigamiento pueden ver a un agente disparando granadas fumígenas o lacrimógenas a gran distancia usando una escopeta, para este fin al arma en cuestión se le adosa una bocacha o tromblon en la punta de su cañón, como accesorio o adaptación, para propulsar las granada destinadas a tal fin se las debe propulsar, para esto hay cartucho expulsores o propulsores, de cuerpo plástico acanalados longitudinalmente o mas comúnmente los cargados con pólvora y un taco de corcho siendo este junto a los gases los encargados de expulsar la granada.

Cartuchos no letales: hay cartuchos que contienen una pequeña bolsa de rellena de arena para reducción de incontrolados, antes de que un agente se acerque y pueda ser lastimado por una persona alcoholizada o drogada y portando arma o elemento contundente se llega como ultimo recurso al uso de estos cartuchos que producen un golpe violento que reduce por sorpresa y dolor sin grandes daños, se avita así efectuar disparos letales con las consecuencias morales y legales de publico conocimiento.

Monopostas: o bala esférica de goma, muy efectivos para los mismos cometidos anteriormente mencionados.

Cartuchos cargados con gases lacrimógenos: irritantes CN y CS para sofocación de manifestaciones o desalojo de sitios tomados, contienen una capsula con el agente irritante bastante eficaz cuando no se cuenta con otros medios más específicos como granadas de mano o lanzadores.

De señales: para indicaciones por código de colores, o para situaciones de emergencia son un aliado indispensable cuando se esta embarcado o en zonas inhóspitas ante una emergencia y necesidad de demostrar la ubicación exacta a rescatistas por ejemplo.

Cartuchos de uso táctico: estos pueden estar cargados con balas o postas frangibles o de cerámica para romper cerraduras y bisagras, se puede efectuar en pleno asalto disparos con la escopeta casi apoyada a los herrajes pulverizándose los proyectiles sin riesgo de rebote pero debilitando notablemente los lugares que recibe el disparo, otros de uso exclusivo son los cargados con proyectiles expansivos o explosivos para inutilización de vehículos o distintos materiales.

 

Cartucho mono posta de goma, ideal para reducción de incontrolados, derecha cartucho propulsor de granada para ser usado en escopetas, consta de un taco de corcho en este modelo.

 

Experiencia propia, con la misma escopeta y solo cambiando el tipo de cartucho se puede adaptar el arma para distintas aplicaciones.



Caza menor, cartuchos aptos para pelo y pluma.


Uso táctico, profesional, defensivo y ofensivo.


Una escopeta puede parar una mole de 700 Kilos usando una bala tipo Slug.

Para complementar y seguir recalcando que los simples cartuchos de escopeta esconden una personalidad bivalente hay fabricados con fines industriales como los de prospección petrolera, para pistola herramienta, de sobre presión para pruebas en fabrica o propulsores de proyectiles de mortero hasta los cartuchos alivia percutores, con este trabajo pretendí mostrar la variedad de aplicaciones y tipos de cartuchos que existen y que seguramente serán base de nuevos desarrollos, es solo un repaso, calificar todos los cartuchos existentes seria como para hacer un libro grande, muy grande sobre el tema.

Hoy los calibre mas populares en uso son el 36mm o 410, 14mm, 28, 24, 20, 16 y 12, con sus distintas longitudes de vaina en los últimos tres, escasamente esta en vigencia el calibre 10 Magnum.

 

Los cartuchos del presente trabajo pertenecen a mi colección privada.

 

Raúl Alberto González

 
  815189 visitantes que ingresan a instructoritb  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=