''Instrucción, Armas y Tiro''
  Acero, Aleación y Plastico en las armas cortas
 

Hoy es tan amplia la oferta de armas cortas y la forma de fabricarlas que se crean dudas de todo tipo, esta nota tiene como objeto disipar algunas dudas al respecto.

Repaso del empleo de estos materiales en las armas en general.

Hoy en día es un tema en muchos tiradores el cual es el mejor material para ser usado en la fabricación de armas, principalmente pistolas semiautomáticas, es ya habitual en las armas largas, subfusiles, fusiles y escopetas el uso diverso de materiales en piezas principales como cajones de mecanismo y conjuntos de disparo, un Browning B.A.R es uno de los tantos ejemplos del uso intensivo del acero en todas sus partes, obteniendo piezas por forja y mecanizado, el UZI israelí o H&K G-3 hacen uso intensivo del acero pero por partes obtenidas por estampación de chapa, el fusil de asalto AR-15 o M-16 no siendo culata y guardamano esta constituido por partes de aleación ligera con piezas como cañón, cerrojo y mecanismos de disparo de acero, esto de tener contenedores de piezas principales de aleación ya no es novedad si vemos a las modernas escopetas repetidoras, semiautomáticas y de repetición manual actuales, llegando al plástico aplicado a armas largas menciono al fusil STERY AUG, H&K G-36, XM-8 y la escopeta BENELLI Nova con sus cajones de mecanismos de polímero y refuerzos de acero en zonas criticas, existe también en armas largas la combinación de piezas de acero estampado con otras de polímero (H&K MP-5), de acero forjado combinadas de otras de chapa estampada (FN FAL) y muchísimos ejemplos mas.

Decir cual de los sistemas constructivos o materiales es mejor que otros, es un tema de debate permanente, es mejor decir que la propia evolución de la industria, los costos y rapidez de producción necesarios son los que realmente tienen que ver como factores principales en materia de los materiales actuales aplicados a la industria de armas., por esto desde las grandes demandas bélicas de armamento, en donde costes bajos y ritmos altos de producción son el requisito principal, fueron unas de las causas al impulso mayor en la carrera investigativa de nuevos materiales para fabricar armas, las armas obtenidas por forja y mecanizado son lentas y caras de producir, el nivel cualitativo de este método de nada sirve si la materia prima empleada es mala, de esto se salto a la obtención de piezas como cajones de mecanismo de acero estampado, la chapa, es mas fácil de trabajar y dar formas, mas económica y con poco derroche de acero en recortes mínimos en comparación a la viruta y tiempo perdido del método anterior, la investigación llego a las aleaciones ligeras de grado aeroespacial, livianas, relativamente fáciles de maquinar ya que muchas veces se parte de una pieza estampada con un alto porcentaje de formas del diseño final, en este aspecto los costes de este material no son bajos, por esta razón nacen armas con partes de alecciones no ferrosas de mediocre y pésima calidad, por ultimo revoluciona el mercado el plástico, tímidamente paso de ser aplicado a las cachas o culatas, a ser parte significativa de un arma de fuego.

Los distintos materiales empleados en la construcción.

Profundizare en las armas cortas porque son las que masivamente llegan a las manos de aficionados comunes, son muchos de estos los que se piensan dos veces que arma elegir por el hecho de como están construidas.

Armazones o chasis de acero.

Antiguamente se partía de un bloque sólido para después por forja y mecanizado obtener la pieza final, es un método caro y lento para competir hoy en día en el mercado, para estos fines se utiliza el método de obtener piezas por micro fusión, sistema llamado a la cera perdida, se logran piezas de acero en buenas cantidades por vez que salen con porcentajes altos del formato requerido final, es como moldear el acero liquido, luego son requeridos pocos pasos de maquinado para lograr las cotas fijadas en los planos, se logra así, chasis de acero, a bajo costo por la perdida casi nula de material y a ritmo acelerado de partes con formas difíciles de obtener, para terminar estas son sometidas a tratamientos térmicos adecuados.

Hay chasis de acero en armas cortas obtenidos por estampación de chapa de acero, combinados en varios casos con materiales sintéticos como el caso de la H&K P9S.

La vida útil por ser de acero es de acuerdo al material empleado, sea al carbono o inoxidable, si es de mala calidad la materia prima empleada no se piensen que porque tiene un arma de ‘acero' es mejor e irrompible que otras, puede ser tan mala un arma que mas bien están hechas de hierro., las ventajas podrían ser, mayor rango de trabajo para personalizarlas, posibilidad en las de acero al carbono de reiterados baños de pavonado o tratamientos varios como níquel, cromo duro, fosfatado, pintado etc., en contra se le atribuye mayor peso general al arma y estar propensa a la oxidación.

Armazones o chasis de aleaciones no ferrosas.

Por determinados métodos de este material se pueden obtener formas muy aproximadas a las requeridas, paso previo a las maquinas herramientas tipo CNC que maquinando automáticamente con la certeza de la programación informática dan por finalizado el trabajo, pulido final verificación de seguridad y el resultado, piezas de aleación de aluminio tipo aeroespacial conformando chasis para pistolas y revólveres con peso inferior a sus pares de acero manteniendo un grado de resistencia estructural muy cercanas a un buen acero al carbono, los costes productivos no son mucho menores en teoría de la buena materia prima empleada pero si con una diferencia notable en velocidad productiva. Ahora cuando se preguntan si toleran bien la fatiga de los disparos estos chasis, la respuesta es si, para zonas como rampa de desembrague del cañón, tope de corredera se introducen postizos de acero, para que el trabajo sea, acero-acero, y el resto del chasis sea solamente una guía de enlace y armado de la pistola, es muy poco notable el desgaste de un chasis de aleación en comparación en iguales condiciones de tiempo y uso, pero se a dado el discutido tema de que en algunas zonas por las condiciones climáticas han demostrado ciertas pistolas un desgaste prematuro en sus guías, para solucionar esto se a llegado a recubrir estas con titanio por ejemplo. El beneficio de la aleación es menor peso, ser resistente a la oxidación, en contra aunque sin importancia operativa, este material no da tantas posibilidades como un chasis de acero para trabajar y hacer trabajos custom sobre ellas, no se puede re pavonar, si algunos otros tratamientos de oxidación anódica del aluminio.

También se producen revólveres en este material, chasis, camisas de cañones en modelos destinados principalmente a la portacion oculta, en ocasiones como alguna pistola 22LR argentina, o las modernas Walter P-22 la corredera esta echa de aleación, en esta ultima arma a modo de refuerzo el plano de cierre donde asoma extractor y aguja percutora es un postizo de acero.

Como pasa con el acero, hay muchas armas de bajo costo que vulgarmente se conocen como hechas de aluminio y por falta de conocimientos se piensa que por ser tan malas las mismas a tal punto de romperse o rajarse, todas las demás de ‘aluminio' no sirven, en realidad de aluminio no tienen nada, materiales como el zamac y otras pastas en nada se asemejan a las aleaciones de alta calidad empleadas, e visto materiales estructuralmente malos con poros en el interior de la pieza, encima en muchísimas ocasiones hasta los martillos, colas de disparo y piezas internas que sufren tensión o roces continuos en revólveres, las e visto de hechos en estos materiales muy malos.

Por esto no hay que confundir las armas con piezas de aleación de baja calidad con las hechas con la más alta tecnología industrial, hay muchas armas cortas con chasis de aleación que en condiciones adversas o prolongados usos de competición siguen en buenas condiciones operativas sin envidiar en nada a un modelo hecho por completo en acero., material como el titanio estaría en esta categoría, son pocas las armas que tiene piezas hechas en su totalidad de este material, no es material fácil para las maquinas herramientas y el costo es elevado, aunque sus características son muy buenas para el empleo en armas de fuego en determinadas partes.
 

Armazones o chasis de plástico.

Un buen ejemplo de un arma con chasis de plástico es la pistola austriaca Glock, no es la primera, la alemana H&K VP-70 revoluciono el mercado en los 70, particularmente después de mi preferencia por las armas íntegramente hechas en acero paso al plástico en gusto particular, los armazones sintéticos son en gran porcentaje contenedores de las piezas principales del conjunto de disparo, seguridad entre otras, estos contenderos alojan de manera postiza permanente o extraíble las guías de corredera generalmente de acero aunque las hay de aleación (TAURUS Millenium), a su vez son parte del sistema de desembrague del cañón y desarme, en el caso de la Glock las guías están inyectadas en el armazón y las piezas del mecanismo de disparo y seguridad sujetas por pernos, la Steyr de ultima generación tiene un modulo de acero separable del resto del armazón de plástico, permite limpieza, otros sistemas de seguridad y disparo etc., este modulo puede ser de acero estampado como lo tiene la NORINCO NP-42 insertado al chasis sintético. Por lo tanto para los que tiene dudas los chasis de polímero estos no soportan el mayor esfuerzo estructural en el momento crítico del disparo ya que hay piezas de acero que actúan en el punto justo. Excepciones como la CZ-100 y RUGER P-97 por ejemplo, las guías de enlace chasis-corredera son acero-plástico, por ultimo menciono que los armazones de plástico, que como buenas características tienen, obtención rápida y económica de piezas una vez lograda la matriz, líneas deseadas difíciles obtenidas rápidamente por moldeo, insensible a cambios climáticos y agentes oxidantes, terminaciones de coloración variada sin merma del tono en su uso por ser parte del material, se podría decir en contra, mínimo margen de hacer arte sobre el plástico en comparación al acero, sensible a algunos agentes químicos, estos últimos argumentos negativos son simplemente en comparación a las viejas armas.

Hasta donde se ha llegado al empleo de materiales sintéticos en armas cortas, en correderas como la pistola belga FN HERSTAL Five-Seven 5,7x28, esta aplicado como cubierta de una pieza principal de acero.

Decía antes que prefiero estas después del acero por sobre la aleación porque me gusta personalmente que el contacto corredera-guías sea acero con acero de buena calidad, sumándole que el resto de la construcción hace muy liviana al arma, evita cachas mejorando el empuñe, sumándole ahora en muchos casos la posibilidad de lomos de empuñadura cambiables para adaptar a la mano, en si estamos ante muchas posibilidades con un arma de polímero.

Prácticamente a no ser de algún modelo experimental, el uso de plástico en armas cortas se hace intensivo y casi exclusivo en las pistolas semiautomáticas.

Armazones modulares.

Menciono estos ya que son una combinación de acero-plástico, se difundieron gracias al tirador armero Chip Mackormic quien buscaba la combinación en las pistolas tipo Colt 1911 que tuvieran alta capacidad con buen empuñe, este tipo de armazón esta construido en acero toda la zona de guías de corredera y zona del sistema de disparo y seguro manual, solo tiene de plástico de manera separable la empuñadura y brocal donde aloja el cargador, a su vez el arco de guardamonte es parte integral de esta ultima parte., por consiguiente se logra una pieza de acero maquinada de alta calidad y precisión de ajuste y una empuñadura de plástico que resulta cómoda a pesar de alojar un cargador doble hilera, gracias a que no necesita de cachas por ser integrales a la propia inyección del plástico en su fabricación.

Ahora creo que no quedan dudas, cada material empleado siempre y cuando sea de calidad y a la misma altura estén los procesos productivos no abra problema alguno de durabilidad en un uso normal, acero, aleación, plástico, un usuario debe optar por cual arma se adapte principalmente a sus necesidades y se sienta cómodo, lo mismo pasa con el calibre a elegir, una persona puede ser un profesional, si este es aparte es un amante de las armas podría optar por algún clásico modelo que le permita hacer de ella un elemento distintivo y muy personal conjuntamente de la herramienta que suele ser, otra persona quizás tenga que llevar un arma encima por trabajo, solo capacitándose y siendo bueno en lo que desempeña sin importarle en nada las armas, a parte de verla como herramientas de trabajo que incluso sabe cuidar, entonces a este ultimo usuario una simple pistola hecha con piezas de aleación o plástico con poco margen de modificación, siempre y cuando ande bien, le alcanzara.

Para terminar esta resumida orientación de cómo son los distintos materiales, métodos constructivos y función vital en las armas cortas de los mismos, solo espero que sirva para disipar algún mito de quien ya tenga un arma o saque dudas a otros futuros compradores, téngase en cuenta que ante una recarga imprudente no importa de que material este hecha un arma para que igualmente resulte dañada.

Raúl Alberto González

 
  806208 visitantes que ingresan a instructoritb  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=