''Instrucción, Armas y Tiro''
  Limpieza de fusiles
 

Continuando con la nota anterior dedicada a las armas de ánima lisa, escopetas, ahora nos avocamos a las armas largas rayadas, en este apartado rifles, de cerrojo, a corredera, palanqueros abarcando puntos comunes útiles para los mono tiro y los semiautomáticos.

 

Las herramientas básicas son las mismas que usamos para las escopetas, lógicamente con algunas específicas como baquetas, pasa trapos y cepillos adecuados al calibre del arma. Seguridad, verifiquemos que el arma se encuentre descargada en su totalidad antes de proceder.

 

Limpieza del cañón: es común para todos los sistemas a tratar, con la baqueta adecuada al calibre y preferentemente de aluminio o latón proceder siempre desde la recamara hacia la boca, primeramente con el cepillo de bronce humedecido en desincrustante para aflojar los restos de plomo o latón producto de la fricción del proyectil o la camisa de las puntas blindadas, una vez que se paso reiteradamente el conjunto dejar actuar el solvente que se consiguen en las casa del ramo, este en el termino de diez minutos aproximados o mas afloja del interior entre las estrías la suciedad, pasar nuevamente el cepillo de bronce y luego parches para terminar de limpiar, cuando los parches salga limpios es significado de que el interior del tubo, recamara y parte estriada están completamente limpias, antes de ir al campo se puede repasar con un cepillo de cerdas, recuerde que un cañón limpio es sinónimo de mantener los grupos de disparos previstos cuando ajustamos nuestras miras, evita tiros erráticos  y mejora sus aciertos y prestaciones balísticas, no aceitar por dentro¡¡¡¡

 

Sistema Mauser: Comencemos por un clásico y difundido sistema en nuestro país, el sistema Mauser o de cerrojo de accionamiento por movimientos combinados, independientemente de la marca o que sea de accionamiento rectilíneo (Blaser, Browning Acera) procedemos a extraer la culata, esta generalmente esta sujeta por tornillos inferiores o en la culata en caso de tratarse de un Blaser que tiene la culata y guardamanos en dos partes, en un Mauser militar lógicamente son mas las guarniciones a extraer que los tornillos del arma.

 

FIGURA UNO, limpieza de un Sistema Mauser: una vez que extraemos el cerrojo fuera del cajón de mecanismos por el método que cada modelo exija procedemos a lavar con cepillo, pincel y alcohol la zona interna del mismo, una vez que estamos seguros que quitamos restos de aceite y pólvora procedemos a secar con un trapo, tratar de tener hincapié en el punto 1) fiador, esta pieza es fundamental ya que es la encarga de mantener montado el sistema de percusión del arma, su desgaste o mal funcionamiento por acumulación de residuos puede causar disparos accidentales o directamente no dejar montar el arma, mientras limpiamos el punto 1) y 2) cajón de mecanismos nos avocamos a hacer el mismo procedimiento con el punto 3) mecanismo de disparo y el punto 4) almacén cargador que puede ser fijo o extraíble, el punto 5) es la zona donde se aloja la cabeza del cierre obturando la recamara al momento del disparo, por esto mantener en buenas condiciones este sector hace de un funcionamiento mas suave y seguro. Lavado, desengrasado el conjunto y ya secas todas las partes procedemos a lubricar levemente las partes externas e internas del arma, cuidado con no dejar exceso de lubricante en los almacenes cargadores y dentro del cañón.


 

Rifles a palanca: si bien bastante difundidos en el país, se encuentran en gran cantidad  por comodidad en el monte y por haber resurgidos nuevamente en calibres más modernos y potentes, las marcas reinas en nuestro país son los sistemas Winchester y Marlin, si bien no recomiendo desarmar un Winchester del tipo 1892 y familia a un novato por sus trucos y que de tanto probar terminan marcadas las piezas del arma, el Marlin es mas ‘accesible’ a los aficionados comunes, los procedimientos de limpieza son los mismos que con el sistema Mauser aunque la culata y delantera se extraen de forma independiente, teniendo en cuenta que se animo a desarmar básicamente el arma vamos a los puntos mas importantes a tratar.

 

FIGURA DOS, limpieza de un rifle a palanca: tener en cuenta en estas armas el punto señalado 1) martillo y su muesca de montado, limpiar bien y evitar el desgaste, lo mismo con el punto 2) muelle del martillo, de las buenas condiciones que se conserve dependerá una buena percusión, los hay de lamina o fleje y en espiral helicoidales, estos últimos menos frágiles cuando los extraemos o volvemos a poner (cuidado al manipular estos muelles), el punto 3) cola de disparo o mecanismo de disparo requiere el mismo trato que los puntos anteriores al igual que el punto 4) sistema elevador de cartuchos, esta fundamental pieza se encarga de elevar al acceso de la recamara los cartuchos y debe trabajar libre de cualquier elemento extraño producto de falta de limpieza, el almacén cargador punto 5) en lo posible extraer su muelle empujador y limpiar el interior del tubo almacén,  garantizándonos una buena alimentación, hay palanqueros con cargador fijo como los Winchester 1895, Savage y Ruger aunque el principio de las partes a limpiar son comunes para todos los sistemas.


 

Rifles monotiro: estos pueden ser los de cerrojo pero de un solo tiro, o pueden ser los que se basan en básculas de escopetas, también los hay de cierre ascendente o los clásicos Remington Patria, descartando que tengan un cierre móvil, la limpieza y puntos a limpiar es la misma e igual al resto de las armas.

 

Rifles a corredera y semiautomáticos: poco difundidos en nuestro medio a comparación de otros países, pero siempre se puede ver algún antiguo Remington, Marlin o Winchester o un moderno Remington 7600, Browning BPR en los de corredera y sus pares semiautomáticos 7400 o BAR por citar los mas populares, la limpieza y conservación es común en estas armas y comparado un sistema de corredera con un palanquero siendo útil lo expuesto para este tipo de armas aun para los semiautomáticos pero teniendo gran importancia en estos últimos el sistema de recuperación de gas que podría tomarse como guía el procedimiento de la nota anterior en el apartado escopetas semiautomáticas.

 

FIGURA TRES, cerrojos o sistemas de cierre: deje esta pieza a tratar a parte, una pieza que cualquiera de los sistemas expuestos utilizan de una forma u otra, el principio mecánico puede variar pero la finalidad es la misma, obturar la recamara al momento del disparo, formalizar un acerrojado o cierre, por esto si no estamos compenetrados con la mecánica de armas no proceder a su desmontaje de la nuez de un Mauser o similar y tampoco el conjunto de un palanquero, repetidor a corredera o semiautomático ya que estos tienen pernos pasantes, pequeños muelles y a veces dependen de un porta cierre, podríamos armar mal el conjunto o producir una rotura de esta fundamental pieza y terminar recurriendo al mecánico armero con perdida de tiempos, dinero y exponiéndonos a accidentes con el arma. Por esto tener atención en los puntos 1) enganche de la aguja percutora en los de cerrojo, tratar de limpiar esta en los cierres de los palanqueros, de corredera y semiautomáticos sin extraerla, el punto 2) cuerpo del cierre mantener limpio para un suave accionamiento, punto 3) , uña extractora, en el sistema Mauser 1891 es corta de fleje y en los 1909 de tipo larga, no extraer, mantener limpio el sector que sujeta la vaina y mantener ligeramente lubricada, el punto 4) o frente del cierre para todos los sistemas es fundamental limpiar el alojamiento del cartucho y orificio de la aguja percutora, puede que se encuentre en un lateral algún sistema de eyector de presión constante o retractil y también proceder a limpiar y lubricar. El dibujo es representativo de más común de los que usan las armas en nuestro país aunque difiere de otros mecanismos los principios de cuidado son los mismos.


 

Consejos: Para culminar el presente trabajo termino recomendando que no se desarmen sistemas de disparo ya que podrían ser mal armados y estar latente a disparos fortuitos o no dejar con la presión adecuada la cola de disparo, por esto si no se tiene conocimiento no avanzar nunca mas de lo que es desarme básico y no pasar la barrera del desarme técnico, cuidado al manipular las armas cuando también las limpiamos, las mismas gafas de tiro pueden cuidar de que nuestro ojo reciba un golpe por algún muelle despedido con fuerza, usar nuestro equipo de limpieza en lugares ventilados, externamente proceder como en las escopetas, las armas de acero inoxidable son mas resistentes lógicamente, cuidado con los visores, no golpearlos, no aflojarlos y no aceitar, repasar con paños adecuados, ser precavidos donde hacemos el trabajo para no arruinar nada en el hogar con los consabidos retos de la mujer, paciencia y mucho pero mucho trapo limpio, espero que sea de utilidad amigos de instructoritb.

 

Raúl Alberto González

 
  795090 visitantes que ingresan a instructoritb  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=